Muchos soñamos con mezclar un día en los mejores clubs, pero todavía hay una buena probabilidad de que la mayoría de los DJs pasaremos la mayor parte de nuestro tiempo mezclando en casa, en el dormitorio o en el estudio.

Además, seguramente la mayoría hemos invertido una gran cantidad de dinero en equipamiento DJ, así que probablemente no nos queda mucho para adquirir una cabina de lujo.

El mundo DIY junto con nuestro amigo IKEA nos puede solucionar este problema. Os enseñamos un diseño fantástico para una cabina de DJ en casa que podría estar sacada de cualquier club, pero sorprendentemente barata. Puede costar entre €100- €250 por un modelo totalmente personalizado.

 

Paciencia y buen hacer son las herramientas principales. Toda la info la puedes encontrar aquí.